Mariposa de admisión

POST ACTUALIZADO EN octubre, 2021

La mariposa de admisión es un dispositivo cuya función primordial es la de regular el paso de aire que ingresa al sistema de combustión automotriz. Cuando este proceso se realiza sin fallas, se traduce en rendimiento y máxima potencia. Aunque en un principio fue concebido para los motores de carburación, gracias a su evolución se puede aprovechar en los motores diésel. A continuación, descubre qué es y cómo funciona.

¿Qué es la mariposa de admisión?

Mariposa de admisión

La mariposa de admisión o válvula mariposa como también se le conoce, no es más que un dispositivo que forma parte indispensable del sistema de admisión de aire. Básicamente, es un tipo de placa de acero o metal que gira sobre un eje. Según la forma en cómo se encuentre colocada, esta permite o impide el ingreso del aire a través de la válvula que va a los cilindros.

Por lo general, se encuentra ubicada entre el colector de admisión y el filtro de aire. Su funcionamiento se encuentra regulado por la ECU, quien recibe información de diversos sensores, por lo que puede controlar el caudal de aire que ingresa a los cilindros y la mezcla que formará parte del proceso de combustión.

¿Para qué sirve?

La mariposa de admisión es la encargada de controlar la cantidad de aire que entra a los cilindros para que se produzca la combustión. En los motores de gasolina modernos el porcentaje de aire y carburante deben estar en equilibrio. Dicho dispositivo, es el encargado de definir cuánto aire se inyecta en el cilindro.

En los motores diésel, esta válvula tiene una función más extensa ya que se trata de un mecanismo de regulación que permite recircular los gases del escape. Gracias a ella, se reduce el exceso de presión acumulada en el conducto de admisión. Además, es un componente esencial para la regeneración del filtro de partículas.

¿Cómo funciona?

Los motores de combustión interna necesitan del aire para poder funcionar. Si no existe un aprovechamiento de este, el motor puede sufrir daños considerables. La mariposa de admisión sirve para aplicaciones de baja presión, y su desempeño se limita a la apertura o cierre del paso de aire, aumentando o disminuyendo el flujo de aire que pasa.

Inicialmente, esta válvula regulaba la cantidad de aire que ingresaba a los pistones, por lo que había una por cada cilindro. Sin embargo, en la actualidad el método es más moderno y lleva acoplado sensores que equilibran distintos aspectos, como la temperatura o la humedad, que influyen en el llenado del cilindro. Por tal razón, es esta quien dicta el parámetro para que la mezcla tenga la misma proporción.

Tipos de mariposa de admisión

Por lo general, el funcionamiento de este dispositivo es similar en cualquiera de los vehículos. Sin embargo, hay algunas de tipo mecánicas o electrónicas. Se diferencian por los siguientes aspectos:

  • De acción mecánica: Son aquellas que se activan como consecuencia de la presión ejercida en el pedal del acelerador. Estas se encuentran amarradas por un cable de metal que se comunica la mariposa con el acelerador.
  • De acción electrónica: Es aquella que requiere una indicación digital para poder activarse. Se trata de un sistema más preciso que lleva a un funcionamiento más eficiente y con menos emisiones de gases contaminantes. Son las más usadas en la actualidad.

Problemas comunes de la válvula mariposa

Las averías en la mariposa de admisión es uno de los problemas que se presentan con mayor frecuencia en los talleres automotriz. Estas afectan el sistema de distribución de aire, generando síntomas en todo el sistema. Dentro los problemas más comunes se encuentran:

  • Suciedad: La mayor dificultad que priva el desempeño de la válvula mariposa tiene que ver con la suciedad. Esto se debe a la exposición de esta a los gases de escape, llenándose de hollín y carbonilla.
  • Desgaste o quiebre: Se trata de un componente susceptible al desgaste o fractura por diversas razones. En estos casos, se mantiene siempre abierto generando problemas de funcionamiento.
  • Deterioro de los sensores: La parte electrónica también se puede ver afectada, enviando señal equivocada y reduciendo la capacidad de abrirse o cerrarse.

En cualquiera de los casos, el resultado de este daño es que el motor disminuye en potencia, rendimiento y se puede observar tirones en la marcha. También, se puede experimentar problemas en el encendido del vehículo, humo negro como consecuencia de una combustión defectuosa, así como expulsión de excesivos gases.

Si se detecta una excesiva cantidad de carbón en la mariposa de admisión, una limpieza profunda puede recuperar la función del componente. En caso de fallas electrónicas, se recomienda su reemplazo o la limpieza de los contactos eléctricos.

En conclusión, es fundamental estar atento al funcionamiento de este componente. Un desequilibrio en la mezcla de aire y combustible puede manifestarse de distintas maneras, provocando daños mayores. Sin dudas, un mantenimiento preventivo es la recomendación para extender la vida útil del sistema en general.

Comentarios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© CodigosDTC.com es producido por Emprento CA | 2021