Sensor de Temperatura de Gases de Escape - Sensor EGT

POST ACTUALIZADO EN April, 2024

Exhaust Gas Temperature (EGT)

La legislación sobre emisiones es estricta y los fabricantes deben cumplirla para que los vehículos puedan circular sin problemas legales. Así que, con este propósito, los vehículos modernos cuentan con sensor de temperatura de gases de escape o sensor EGT. Este sensor mantiene informado al PCM o ECU sobre la temperatura de los gases de escape para que cuando se presente un aumento excesivo, la computadora pueda tomar las acciones necesarias.

¿Qué es el sensor de temperatura de gases de escape?

Sensor EGT Sensor de Temperatura de Gases del Escape

Un sensor EGT es un dispositivo presente en una variedad de vehículos, desde autobuses y vehículos todoterreno hasta vehículos agrícolas. Sin embargo, aunque son comunes en vehículos modernos, en realidad se han estado utilizando desde hace varias décadas con el fin de monitorear el funcionamiento y rendimiento de los motores.

Descargar ahora
Manual de Reparación del Sensor EGT
Consigue instrucciones paso a paso para solucionar cualquier falla del sensor en cualquier vehículo.

Función del sensor EGT                                             +

En términos simples, el sensor EGT se encarga de monitorear la temperatura de los gases de escape. Para ello, envía una señal eléctrica a la computadora del vehículo con los datos. Su importancia radica en que garantiza que el motor no alcance temperaturas excesivas que puedan dañar sus componentes electrónicos y piezas auxiliares.

Cuando el sensor detecta un aumento de temperatura, convierte los datos en un voltaje que es enviado al ECU para que actúe bajando la presión de sobrealimentación del turbocompresor, en consecuencia, disminuyendo la temperatura.

Existen dos tipos de sensores EGT: los sensores de coeficiente de temperatura positivos (PTC) y los de coeficiente de temperatura negativos (NTC). Los PTC tienen una resistencia que aumenta con la temperatura, mientras que los NTC tienen una resistencia que disminuye en las mismas circunstancias.

Ubicación del sensor de temperatura de gases de escape

Primero que nada hay que tener en cuenta que la mayoría de los vehículos tienen varios sensores EGT, eso quiere decir que podemos encontrar sensores en diferentes puntos del sistema de escape, especialmente cerca de los componentes más críticos de dicho sistema. No obstante, las ubicaciones más comunes suelen ser antes y después de los siguientes componentes:

  • Turbocompresor: El sensor en esta ubicación tiene la tarea de verificar la temperatura de este componente, garantizando que no ocurra sobrecalentamiento.
  • Catalizador de oxidación diésel: Mide la temperatura de entrada del sistema de escape al mismo tiempo que supervisa obstrucciones y sobrecalentamiento.
  • Filtro de partículas diésel: Se encarga de verificar que la regeneración del filtro de partículas diésel sea óptima.
  • Reducción catalítica selectiva: Verifica que la salida del escape sea óptima al mismo tiempo que vigila la temperatura de este componente.

¿Para qué sirve el sensor de temperatura de gases de escape (EGT)?

Un sensor EGT que funcione de la manera correcta proporciona muchos beneficios tanto para el vehículo como para el medio ambiente:

  • Los gases de escape liberados a la atmósfera son más limpios, con una notable reducción del óxido de nitrógeno en el sistema de escape.
  • El consumo de combustible empleado para la regeneración del filtro es mejorado.
  • La vida útil del convertidor catalítico aumenta, ya que, el control de temperatura evita el sobrecalentamiento del componente.

Fallas del sensor EGT y sus soluciones

Como sucede con otros componentes y tipos de sensores del vehículo, es común que el sensor EGT se dañe, provocando que no realice su trabajo efectivamente dentro del sistema de escape.

Generalmente, los conductores pueden darse cuenta de un sensor defectuoso porque aparecen los siguientes síntomas:

  1. Cuando la ECU detecta problemas en el sensor, activa una luz de verificación del motor en el tablero.
  2. La eficiencia del consumo de combustible se reduce por el proceso de regeneración del DPF tarda más y requiere más combustible.
  3. Fallas de algunos componentes del sistema de escape, como el turbocompresor, debido al sobrecalentamiento.
  4. Falla en la prueba de emisiones.
  5. El consumo de aceite aumenta.
  6. La emisión de Nox, CO y HC.

Lo más sensato ante un sensor EGT defectuoso es hacer el reemplazo de todos los sensores EGT del sistema de escape. De este modo, podemos asegurarnos de que el mal rendimiento del sensor dañado no haya afectado el funcionamiento de los demás.

Códigos OBD2 principales del sensor de temperatura de gases de escape

  • P1403: No hay retroalimentación de 5 voltios a recirculación de gases de escape.
  • P1404: Circuito del sensor de temperatura de EGR.
  • P0400: Mal funcionamiento en caudal de recirculación de gases de escape.
  • P0402: Exceso de caudal de recirculación de gases de escape detectado.
  • P0403: Mal funcionamiento en circuito de recirculación de gases de escape.
  • P0404: Problema de rango/operación en circuito de recirculación de gases de escape
  • P0405: Circuito del sensor A de recirculación de gases de escape bajo.
  • P0406: Circuito del sensor A de recirculación de gases de escape alto.
  • P0407: Circuito del sensor B de recirculación de gases de escape bajo.
  • P0408: Circuito del sensor B de recirculación de gases de escape alto.
  • P0409: Circuito del sensor A de recirculación de gases de escape.
  • P0486: Circuito del sensor B de recirculación de gases de escape.
  • P1303: Falla en calibración de recirculación de gases de escape
  • P1304: Calibración de recirculación de gases de escape alta.
  • P1305: Calibración de recirculación de gases de escape baja.
  • P1402: Orificio de medición de recirculación de gases de escape tiene restricción.
  • P1407: No se detecta caudal de recirculación de gases de escape.
  • P1401: Falla en prueba de caudal de recirculación de gases de escape (EGR).

Mantenimiento del sensor EGT

Con el tiempo y el uso del vehículo, es posible que el sensor experimente una acumulación de contaminantes que pueden disminuir su vida útil e incluso afectar su desempeño. Afortunadamente, esto es algo que se puede evitar realizando un mantenimiento periódico que se basa simplemente en limpiar la superficie del sensor utilizando un paño limpio y seco. 

Descarga nuestros 30 manuales de reparación
Descarga ahora nuestros manuales de reparación sobre los principales sensores y sistemas de un automóvil. Cada manual incluye toda la información necesaria para solucionar cualquier falla del vehículo.
Tabla de contenidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *