Sensor de Presión de los Gases de Escape - Sensor EPS

POST ACTUALIZADO EN February, 2024

Exhaust Pressure Sensor (EPS)

Para nadie es un secreto que los gases emitidos por los vehículos automotores tienen mucha responsabilidad en el cambio climático negativo que vivimos hoy en día. Por esta razón, los fabricantes están sujetos a ciertas obligaciones para reducir ese impacto en el ambiente y uno de los componentes que ayudan a ello es el sensor de presión de los gases de escape (EPS).

¿Qué es el Sensor de Presión de los Gases de Escape?

Sensor EPS Sensor de Presión de los Gases de Escape

El sensor de presión de los gases de escape o sensor EPS es un pequeño sensor diferencial encargado de monitorear continuamente la presión y temperatura de los gases de escape para que el PCM pueda calcular con qué eficacia se está realizando la filtración.

En los vehículos a gasolina, debido a que el riesgo de sobrecalentamiento es grande, el sistema EPS se encarga principalmente de detectar un posible aumento de temperatura perjudicial en el motor. Esto es mediante la detección de los cambios de presión, garantizando que los valores sean constantes.

Cuando el motor es diesel, el objetivo principal del sensor EPS es que la vida útil del filtro de partículas diésel sea más larga, evitando obstrucciones y para esto, detecta una temperatura de funcionamiento idónea para la quema de las partículas del filtro.

¿Para qué sirve el sensor EPS?

Básicamente, el sensor EPS se encarga de estimar qué tan lleno de partículas está el filtro de escape y de enviar los datos al PCM para que active el modo postcombustión activa DPF, GPF o FAP. También tiene la función de indicarle a la computadora del vehículo cuando el filtro está sobrellenado y se necesitan trabajos de reparación adicionales.

En otras palabras, el correcto funcionamiento del sistema EPS es clave para que la computadora del vehículo detecte el exceso de hollín y ceniza para que active el programa de quemado pertinente.

Ubicación del sensor de presión de los gases de escape

En la mayoría de los vehículos este sensor se encuentra ubicado antes del turbocarburador, justo en la salida del motor. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos autos tienen dos o tres sensores EPS, así que, además del principal, puede haber otro antes del filtro de partículas y otro en la salida del dispositivo de control de emisiones

Tipos de sensores EPS

En general, existen dos tipos diferentes de sensores EPS: sensores tipo coeficiente de temperatura positivo (PTC) y sensores tipo coeficiente de temperatura negativo (NTC).

Los modelos PTC actúan aumentando su resistencia con el aumento de la temperatura, mientras que los NTC actúan de forma contraria. No obstante, el funcionamiento general de ambos sigue siendo el mismo, pues tienen el objetivo de informar al PCM sobre la optimización de la presión dentro del turbocompresor y de la línea de escape.

Partes del sensor de presión de los gases de escape (EPS)

Un sensor EPS está constituido por los siguientes componentes: 

  • Elemento de detección: Es un circuito electrónico que se encuentra sobre una placa de cerámica.
  • Pines: Soldados con estaño.
  • Cuerpo: Tiene todas las partes del dispositivo y está moldeado usando PBT+30GF.
  • Tapa: Garantiza que no entre aire al sensor.

Fallas del sensor de presión de los gases de escape y soluciones

Con el transcurso de los años y kilómetros es posible que el sensor o sensores EPS se dañen, provocando que el motor comience a presentar ciertas fallas; ya que, un dispositivo defectuoso realiza lecturas erróneas que confunden al PCM y no le permiten realizar las operaciones de optimización dentro del turbocompresor.

La señal más obvia de una falla es la luz que se enciende en el tablero y el código de error que suele aparecer que depende de la marca del vehículo. Aunado a ello, también pueden presentarse las siguientes señales:

  • Aumento del consumo de combustible. La razón es que las malas lecturas del sensor hacen que el PCM envíe una inyección continua de una mezcla rica de combustible.
  • El pedal responde de forma retardada. El rendimiento del motor es débil debido a la obstrucción del flujo de gases.
  • Temperatura del motor en aumento.
  • La vida útil del filtro se reduce.
  • El vehículo aumenta el consumo de aceite.
  • Los niveles de contaminación aumentan.

Cuando se presentan alguno de estos síntomas es necesario realizar una inspección del sensor EPS en busca de roturas, abolladuras, poros, grietas o signos de desgaste. En caso de que exista alguna evidencia que sugiera el mal funcionamiento del sensor, será necesario realizar su reemplazo.

Códigos OBDII principales del sensor EPS

Si existe alguno de los siguientes códigos en el tablero, significa que hay una falla en el sensor de presión de los gases de escape:

  • P0470: Mal funcionamiento en el sensor de presión de escape.
  • P0471: Problema de rango/operación en sensor de presión de escape.
  • P0472: Entrada baja en sensor de presión de escape.
  • P0473: Entrada alta en sensor de presión de escape.
  • P0474: Intermitente en sensor de presión de escape.
  • P1405: Mal funcionamiento en circuito del sensor de presión del turbocargador.
  • P0475: Mal funcionamiento en válvula de control de presión de escape.

Descarga nuestros 30 manuales de reparación
Descarga ahora nuestros manuales de reparación sobre los principales sensores y sistemas de un automóvil. Cada manual incluye toda la información necesaria para solucionar cualquier falla del vehículo.
Tabla de contenidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *