Sensor de Aparcamiento

POST ACTUALIZADO EN enero, 2023

Parking Sensor

Nadie desea que su vehículo tenga un accidente, mucho menos si ocurre mientras lo aparcas, con lo fácil que parece ser. Sin embargo, hay momentos donde no podemos ver ciertos obstáculos, lo que dificulta la tarea. Para estos casos, se ha diseñado el sensor de aparcamiento.

Se trata de un dispositivo muy útil para evitar accidentes, y que el vehículo se mantenga en óptimas condiciones sin daños por choques. A continuación te explicamos todo al respecto, incluyendo las posibles fallas y soluciones de dicho sensor.

¿Qué es el Sensor de aparcamiento?

Sensor de Aparcamiento

Los sensores de aparcamiento son sensores automovilísticos, y de proximidad. Dependiendo del tipo, pueden ser dispositivos electromagnéticos, o sensores ultrasónicos. 

¿Para qué sirve el sensor de aparcamiento?

Estos sensores sirven para que el conductor esté informado de cada obstáculo que tiene el vehículo cuando está siendo aparcado. Esto permite que puedas aparcar tu vehículo sin ningún tipo de accidente, ya que detecta la presencia de objetos sin tener contacto físico con ellos.

Función del sensor de aparcamiento

Gracias a su diseño, este sensor funciona cuando activas la marcha atrás para aparcar, determinando de esta manera la distancia que existe entre el vehículo y cualquier objeto que esté obstaculizando el paso. Funcionan como un asistente para que puedas estacionar tu vehículo con más seguridad.

Si hacemos referencia a los sensores ultrasonidos, emiten ondas que chocan con los objetos, y gracias al eco que se genera pueden medir la distancia. Cabe destacar, que estas ondas de sonidos no pueden ser percibidas por el ser humano.

Aunque este dato puede variar, los sensores detectan obstáculos aproximadamente a 2 metros de distancia o menos. Lo suficiente para que el conductor esté alerta y evite chocar con otro coche, pared o cualquier otro obstáculo.

Al detectar el objeto, el vehículo activa su alerta, generalmente un pitido o señal acústica, que le permite al conductor cambiar de dirección y aparcar con éxito. Estos sensores funcionan solo de retroceso y a baja velocidad, para evitar distraer al conductor cuando conduce normalmente.

Tipos de sensores de proximidad

Tenemos los sensores de proximidad ultrasónico y electromagnético:

  • Sensores ultrasónicos: como explicamos antes, utilizan ondas sonoras para detectar los objetos cercanos.
  • Sensores electromagnéticos: este tipo utiliza las frecuencias electromagnéticas, siendo mejor que el anterior ya que puede detectar más objetos. Algunos vehículos incluyen una cámara que ayuda al conductor a mejorar la experiencia de aparcamiento.

Partes del Sensor de aparcamiento 

El sensor de aparcamiento no funciona por sí solo, es todo un sistema conformado por las siguientes partes:

  • Sensores: ya sean ultrasónicos o electromagnéticos, son los encargados de detectar la presencia del obstáculo.
  • Alerta: también conocido como aviso acústico, es el encargado de emitir el sonido de aviso para que el conductor esté informado del obstáculo.
  • Botón de desactivación: es el que nos permite desactivar el sistema por completo.
  • Pantalla: en casos que se incluya una cámara, la pantalla permite visualizar el objeto próximo.

También hay que mencionar la ECU y el cableado de alimentación como parte importante de muchos sistemas.

¿Qué detecta el sensor de aparcamiento?

Este sensor detecta objetos que pueden obstaculizar el aparcamiento del vehículo, y que generalmente se encuentran en una posición incómoda o imposible de ver por parte del conductor. Su utilidad es mayor, cuando el conductor no lleva consigo un acompañante que le guíe durante el aparcamiento.

Ubicación del Sensor de aparcamiento

Los sensores de proximidad, se ubican generalmente en el parachoque trasero, aunque en algunos casos se colocan en el delantero. Específicamente, se recomienda colocar un sensor en cada esquina del chasis para obtener una mayor cobertura.

Fallas del sensor de proximidad o aparcamiento y sus soluciones

La falla más común de los sensores de aparcamiento es la falta de alerta ante un obstáculo al aparcar. Y pueden haber muchas razones de esta falla crucial:

  • Puntos ciegos, es decir, zonas que están fuera de la cobertura de los sensores.
  • Problemas de cableado o conectores.
  • El vehículo va a una velocidad por debajo del mínimo requerido por el sensor.
  • Falsas alarmas, es decir, pitar pero no hay ningún obstáculo.

Las soluciones van a depender del fallo, por ello debes ponerte en contacto con un especialista en mecánica automotriz. Generalmente la solución puede ser:

  • Instalar correctamente los sensores para que no haya punto ciego, o agregar un sensor más en caso de ser necesario.
  • Verifica el cableado y los conectores. Si hay alguno dañado se debe reemplazar, ya sea por cortocircuito, cable sulfatado, etc.
  • La limpieza puede ser otra solución, es decir, quitar la suciedad y el polvo. Esto generalmente puede provocar falsas alarmas, o ninguna cuando es necesario.
  • El reemplazo de la bocina o pantalla puede ser una solución, en caso que allí esté la falla. Por eso debes hacer una prueba para diagnosticar dónde está el problema. Y si es el sensor que está averiado se tiene que reemplazar.

Si el problema es que conduces muy lento para aparcar, debes mirar la velocidad mínima que detecta tu sensor de proximidad y adaptarte a ella.

Códigos OBD2 principales del Sensor de aparcamiento

Uno de los códigos más comunes cuando hay un fallo con el sensor de proximidad, es el C1701, el cual sugiere que el sensor de aparcamiento está presentando un fallo. Junto a este código puedes ver síntomas como:

  • La luz Check Engine encendida.
  • Las alertas no funcionan.

Las causas más comunes que informa este error es que el sensor está en mal estado, defectuoso o averiado en su totalidad. También se puede deber a problemas eléctricos.

Limpieza del sensor de aparcamiento

Para limpiar tu sensor de proximidad, se recomienda utilizar aire comprimido y agua. También puedes utilizar agua y champú de carrocería. Recuerda limpiar suavemente ya que los sensores son muy sensibles, si acudes a un especialista es más seguro.

Cómo probar el sensor de estacionamiento

La forma más sencilla de probar es acercándote a un objeto por medio de la marcha atrás, si se enciende la alerta todo está bien. Pero el método más recomendado es por medio de un multímetro:

  1. Configura el probador en modo ohmímetro.
  2. Coloca un límite de 2kOhm.
  3. Conecta la sonda del multímetro con las salidas del sensor.

El resultado de la resistencia debe estar entre 100 y 900 ohmios, en caso que indique un valor fuera de este rango hay un problema. Si el valor es igual a 0, significa que ha ocurrido un cortocircuito.

¿Qué pasa si desconecto el sensor de proximidad?

Si desconectas el sensor de estacionamiento, no recibirás las alertas respecto a los obstáculos a la hora de aparcar. Si tienes una pantalla, la misma te indicará que hay algún error. Sin embargo, el vehículo seguirá funcionando sin ningún tipo de problema.

Tabla de contenidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso. Más información