Biela

POST ACTUALIZADO EN febrero, 2023

La biela es una pieza que recibe altas temperaturas y emisiones de gases, razón por la cual están elaboradas de acero, aluminio y titanio. Juega un papel fundamental en el funcionamiento del motor, ya que su presión es tanta que mueve al vehículo y lo mantiene en movimiento. A continuación, descubre más acerca de sus detalles, tipos y funciones.

¿Qué es una biela y para qué sirve?

Biela

Es una pieza mecánica que se encarga de transferir la presión de los gases que interactúan en la combustión desde el pistón al cigüeñal. Sirve como unión entre esos elementos, haciendo posible la inversión de un movimiento lineal en un giro o viceversa. Es capaz de resistir la energía necesaria para el mismo.

Además, se elaboran de acero forjado por medio de una técnica llamada estampación, lo que le permite cumplir su función.  Dicha técnica no es más que golpear un pedazo de metal varias veces, hasta lograr la forma de la biela, similar a una doble T. También, suelen ser piezas forjadas o producidas mediante mecanizado.

Se trata de un elemento que sirve para enlazar a los pistones con el cigüeñal, realizando un movimiento parecido al de un pedal de bicicleta. Lo hace al transmitir la presión que causan los gases en el pistón. En dicho proceso, tiene que aguantar grandes fuerzas de compresión y tracción.

Partes principales

La biela es un elemento del motor encargado de pasar la presión de los gases sobre el pistón al cigüeñal. Se puede decir que transforma el desplazamiento de los pistones en la rotación del cigüeñal. Para ello, se encuentra dividida en tres partes las cuales son:

  1. Cabeza: Consta de un agujero grande y cubre la muñequilla del cigüeñal. Se divide en dos partes, una que es la prolongación del cuerpo y la otra es desmontable, la cual se llama sombrerete.
  2. Cuerpo: Ubicada en el centro de la pieza, es larga y soporta todas las tensiones en el proceso de encendido y funcionamiento del motor.
  3. Pie: Elemento que cubre el eje del pistón y es mucho más pequeño que la cabeza. Cuenta con elementos que permiten el anclaje y la lubricación.

Tipos de bielas

En vista de que este elemento metálico forma parte del bloque del motor, varía según la necesidad de cada vehículo, uso y forma. Las más comunes en los motores de combustión son:

  • Enteriza: Constan de una cabeza con una sola pieza, en lugar de dos. No es desmontable y en caso de querer hacerlo, el motor debe tener otro sistema alternativo para ello. Por lo general, es el cigüeñal que se descompone en partes, ya que allí se acoplan las bielas.
  • De goteo de aceite: Son bielas que constan de una punta en la cabeza, donde gotea el aceite. Su función es controlar y tener una caída fluida del aceite una vez que pasa por todos los elementos que requieren lubricación.
  • Aligerada: Son piezas que en su diseño no tienen un ángulo recto, es decir, es una pieza con un plano dividido por la cabeza de la biela en 2 partes, tiene un plano que no pasa por los ejes.
  • Tenedor y cuchillo: Es un tipo de biela que viene emparejada y sujetada al cigüeñal en la misma muñequilla. Una parte consta de 2 cabezas y, la otra solo una, fijada entre ellas, haciendo un conjunto parecido a un tenedor de dos puntas.
  • Biela articulada: Es una biela que dispone de varios agujeros en la cabeza, para poder recoger la inclinación de otras piezas. Estas pueden tener una función principal o secundaria.

Cómo funciona una biela

La biela se encarga de transmitir una parte del movimiento del motor a otra zona, es decir, la presión que genera el pistón la mueve hasta el cigüeñal. En el proceso, se efectúa una transformación del movimiento del pistón en la rotación que hace el cigüeñal, con el fin de que el vehículo se ponga en marcha.

Fallas comunes

Cuando la sincronización de la combustión se realiza antes de tiempo, se genera el picado de la biela, falla que se reconoce cuando se escucha un golpeteo y vibración en el motor. Si esto ocurre, el cigüeñal la mueve junto al pistón hacia arriba, haciendo que la explosión lo empuje hacia abajo, impactando al pistón.

Dicho impacto rompe tanto a la biela como al cigüeñal, dañando partes vitales del motor. Esta falla suele producirse por ajuste indebido en el sistema de encendido, usar combustible de calidad inferior, mala instalación de las bujías o constantes fallas en la inyección.

En conclusión, la biela es una pieza fundamental en el vehículo, ya que logra que el cigüeñal tenga presión y ponga en movimiento al coche. Es un mecanismo simple, pero necesita de ciertos cuidados, como mantener la lubricación, con el fin de evitar su deterioro.

Tabla de contenidos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso. Más información