¿Qué es un supresor de catalizador y para qué se usa?

POST ACTUALIZADO EN noviembre, 2022

¿Eres de los prefieren un motor potente y un sonido que capte las miradas al andar en tu vehículo? En este caso, el supresor de catalizador es uno de los elementos empleados en la actualidad para lograr este efecto. Son diversas las opiniones que giran en torno al uso de este componente debido a las consecuencias que deja en el medio ambiente. En este post, descubre qué es y algunos datos interesantes de su instalación.

¿Qué es un supresor de catalizador?

supresor de catalizador

El supresor es un elemento sustituto de un catalizador que se emplea para eliminar la función de neutralización de los gases que contaminan el ambiente. Muchos usuarios realizan el cambio debido a que el catalizador se ha deteriorado o para otorgarle al motor una supuesta mayor potencia, así como un sonido característico que puede ser placentero.

Con su implementación, también surgen cambios importantes en el proceso de depuración de los gases de efecto contaminante, factor que se debe analizar bien al momento de decidir si se pueden instalar. Esta acción afecta las pruebas de emisiones e incluso se puede percibir un olor desagradable en el vehículo.

Tipos de supresores de catalizador

En el mercado encontrarás básicamente tres tipos de supresor de catalizador y se encuentran diseñados en función de la clase de combustible que use el vehículo. En lo que se refiere al desempeño, en todos los casos es distinto pues la labor se mide acorde con la prueba de medición de las emanaciones de gases que se hace en cada país.

Los tipos de supresores de catalizador más comunes son:

  • Motores que funcionan con gasolina: En estos, la medición está relacionada con la emisión de gases de efecto contaminante.
  • Supresor para motores diésel: En los motores diésel, más que los gases, se mide la densidad del humo, y de ello dependerá si se decide usar un supresor o mantener el catalizador.
  • Supresor para motos: Este tipo de motores también cuentan con catalizadores que pueden ser cambiados por un supresor para lograr el efecto en potencia y sonido.

¿Para qué sirve el supresor de catalizador?

Son muchas las opiniones emitidas en función de la instalación de un supresor de catalizador en el vehículo. Este se coloca en el lugar donde va el catalizador cuyo efecto es reducir la emisión de gases contaminantes. Sin embargo, muchos realizan la transformación para aprovechar las siguientes funciones:

  • Provoca un ligero aumento en el nivel de acción del motor, un leve incremento de la aceleración y empuje. Por lo general, este es un efecto que se logra en los motores de gasolina, aunque no es factible en todos.
  • También, sirve para brindar un sonido llamativo y más potente del motor, que se siente a nivel del tubo de escape durante el funcionamiento del mismo. Esto puede resultar placentero para muchos.

Sin embargo, las opiniones negativas del uso del supresor de catalizador apuntan a un incremento del consumo de combustible. Además, para un correcto funcionamiento del motor es necesario que haya cierto grado de resistencia en el escape, acción que realiza el catalizador. Por lo que al retirarlo, se puede reducir la potencia.

Factores que se deben tomar en cuenta al instalar un supresor

Existen opiniones encontradas ante la posibilidad de sustituir el catalizador por un supresor. Para efectos ambientales, su uso no es una opción viable debido a que no hay tratamiento de los gases cuando el coche está en marcha. Otros factores de relevancia a considerar son los siguientes:

  • Aumento de emisión de gases a la atmósfera: Al no experimentar la reacción catalizada, no hay transformación de gases nocivos por aquellos que son menos perjudiciales. La consecuencia es que cuando estos son expelidos el daño es mayor.
  • Rendimiento del motor: Aunque la optimización de su funcionamiento se eleva, esta no es tanta como se quisiera y, en muchos casos, el efecto es contrario pues la potencia se reduce.
  • Incremento del uso de combustible: Esto lo determina el tipo de motor, la programación de centralita y características del coche. Sin embargo, el catalizador regula el consumo según lo estima el fabricante y, al sustituirlo, el consumo aumenta.
  • Variaciones en sistema de escape: Con el catalizador esta se realiza de forma adecuada. Al ser sustituido con un supresor, el recorrido de los gases en el tubo de escape sufre un cambio, alterando las prestaciones y función del motor.
  • No existe medición del consumo: Ante el cambio que ocurre en la emisión de gases, no es posible hacer la medición de gasto de combustible cuando se sustituye un catalizador por un supresor.

¿Vaciar el contenido del catalizador o instalar un supresor?

Un buen número de conductores optan por desmontar el catalizador, retirar todo los elementos internos y volverlo a colocar. Esto se conoce como vaciado del catalizador. Con esta acción, además de lograr que el recorrido de los gases no se vea modificado, se consigue la misma función de un supresor de catalizador, sin causar daño aparente.

En motores diésel esta práctica puede ser efectiva, aumentando la probabilidad de obtener un resultado positivo en la inspección. No obstante, en cualquiera de las acciones tomadas, el propietario es el responsable de tomar la decisión y enfrentar las consecuencias.

En conclusión, no es recomendable colocar un supresor de catalizador o realizar el vaciado del catalizador. Por el contrario, se aconseja dejar el sistema en óptimo estado y contribuir a reducir las emisiones de gases contaminantes. Aunque se puedan obtener beneficios, estos son breves, pues la mayoría debe volver a colocar el sistema original y tolerar las consecuencias de un mal manejo.

Tabla de contenidos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso. Más información