Common Rail

POST ACTUALIZADO EN noviembre, 2022

¿Sabías que más del 70% de los diésel usan Common Rail? Esta es una tecnología muy comentada, sin embargo, son pocos los que conocen en profundidad su funcionamiento. Fue diseñado en los años 70, pero fue a mediado de los 90 donde se empezó a utilizar en vehículos industriales. A continuación, apunta qué es, cómo es su funcionamiento, partes y las ventajas de instalarlo en los sistemas de inyección con diésel.

¿Qué es Common Rail?

Common Rail

Common Rail, también conocido como conducto común, es un sistema de inyección electrónica para motores diésel que emplea inyección directa. Se caracteriza por usar un canal común para llevar el combustible desde el tanque hasta los inyectores del motor. De esta manera, se logra una mayor presión y una mejor distribución del diésel, por lo que no es necesario instalar dispositivos que se encarguen de ajustar la presión del combustible.

El prototipo de este sistema fue creado en el año 1970 en Suiza, pero fue hasta el año 1995 que se empleó en un camión Hino Rising Ranger para su comercialización. Los sistemas modernos trabajan bajo el mismo principio, sin embargo, funcionan bajo una unidad de control del motor donde los inyectores abren electrónicamente y no de forma mecánica. En la actualidad, es un sistema evolucionado, tecnológico y de vanguardia muy eficaz.

Partes del sistema

La técnica usada en este tipo de sistema de inyección se fundamenta en la tecnología usada en la inyección de gasolina, pero adaptada a los motores diésel. Es una modalidad que sirve para respetar la normativa de conservación del medio ambiente que sobresale en los últimos años. En este sentido, los componentes principales son:

  • Bomba de alta presión: Es la encargada de comprimir el combustible y suministrar la cantidad necesaria. Es accionada por el motor, e incluso a baja presión mantiene las revoluciones.
  • Raíl: Se le conoce también como acumulador de presión, una pieza que almacena y distribuye el combustible, previamente presurizado, a los inyectores montados en cada cilindro.
  • Inyectores: Son piezas específicas para Common rail que poseen una tobera, un actuador, una válvula, conexiones eléctricas e hidráulicas. Se encuentran instalados en los cilindros y nebulizan el gasóleo internamente en la cámara de combustión.

Otras partes similares al sistema tradicional de las que consta son el ECU o Unidad de control, medidor de la masa de aire y sensores de cigüeñal, árbol de levas, acelerador y de presión, entre otros. La diferencia estriba en la presión que desarrolla del orden de los 1350 bares en adelante.

Cómo funciona y para qué sirve el Common Rail

El funcionamiento del Common Rail es un sistema moderno y flexible que puede ser instalado en cualquier vehículo. Por lo general, el combustible se encuentra almacenado en el tanque a una presión baja, lo que imposibilita su uso directo para el motor. Es aquí donde entra en acción este sistema, pues gracias a una bomba eléctrica el diésel es transferido a una bomba secundaria que trabaja a distintas presiones.

Ahora, desde esta bomba secundaria el combustible se envía al conducto común o raíl, donde se reparte el combustible a los inyectores de los distintos cilindros. La presión de la inyección puede ir desde los 200 hasta los 2000 bares y, las distintas ramificaciones por donde pasan, logran conseguir una distribución eficiente. Para garantizar que el funcionamiento sea ideal, los distintos sensores y actuadores deben estar sincronizados.

Teniendo en cuenta esto, puede decirse que el sistema Common rail sirve para ajustar el funcionamiento de los motores a las nuevas normas de control de contaminación y emisión de gases. Por ello, es necesario que haya múltiples inyecciones, uso de cantidades pequeñas de combustible y funcionamiento a presiones elevadas.

Ventajas de usar este sistema de inyección

Para lograr cumplir con las normas de protección de medio ambiente, el sistema de inyección se ha modificado para mejorar la hidráulica. Se han transformado el diámetro de estanqueidad del inyector, el número de agujeros y los materiales de elaboración. Las principales ventajas que ofrece son:

  • Se cuenta con una inyección controlada de manera electrónica con el cual se consiguen pre y post inyecciones. Esto se traduce en un mayor rendimiento y reducción del sonido que emiten este tipo de vehículos.
  • Produce mayor nivel de energía la cual, debido a la atomización en aerosol, mejora la precisión de este tipo de tecnología y la potencia. Esta cualidad se convierte en mayor dinamismo para la conducción y mejor capacidad de maniobra.
  • Al haber un mejor control del motor y de la combustión, hay un funcionamiento más limpio, seguro, tranquilo y suave. Lo mejor de todo, el uso del combustible se reduce considerablemente, lo que lo hace más económico.

En resumen, Common Rail es un sistema de inyección moderno cuyo potencial en los motores diésel es asombroso. Se emplea para conseguir un elevado torque en bajas revoluciones, reducir las emisiones de gases contaminantes y para aumentar el confort del motor. Sin dudas, una de las mejores opciones del momento.

Tabla de contenidos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso. Más información