DPF – Filtro de partículas del automóvil

DPF – Filtro de partículas del automóvil

Para que los automóviles con motores diésel sean más respetuosos con el medio ambiente, se les ha implementado los Filtros de Partículas Diesel (DPF) o los Filtros Antipartículas (FAP) además de La válvula EGR (siglas en inglés: Exhaust Gas Recirculation), juntos consiguen una mayor limpieza en los gases que se expulsan de estos automóviles.

¿Qué es y para qué sirve el DPF de un automóvil?

Un DPF (Diesel Particulate Filter) o filtro de partículas Diesel, es un dispositivo o sistema que va colocado en el tubo de escape del coche y sirve para atrapar en sus paredes porosas el hollín que generan los gases del motor diesel. Podemos decir que, es una especie de esponja, que absorbe toda esta suciedad para que esta no llegue a la atmósfera.

En pruebas realizadas al DPF se ha comprobado que puede retener hasta un 85% de partículas de hollín y en algunos casos hasta el 100%.

¿Cómo funciona el filtro de partículas DPF o FAP?

El DPF o filtro hace su trabajo en consonancia con el resto del coche, reteniendo las partículas de hollín o contaminantes que se generan con la conducción. Sin embargo, como todo filtro, cuando está lleno en su interior, requiere de un proceso para regenerarse o limpiarse. En los filtros DPF, esta limpieza o regeneración puede hacerse de dos maneras:

  • Regeneración pasiva: Se realiza cuando se conduce en trayectos largos o autopistas; cuando un sensor envía una señal al motor para avisarle que el filtro está saturado y  que debe aumentar la cantidad de combustible de manera breve, esto hará que los gases que salen por el propulsor lo hagan a una temperatura más elevada. De esta forma se consigue quemar la totalidad de las partículas del filtro de manera automática sin que el conductor intervenga.
  • Regeneración activa: esta suele realizarse cuando el coche se utiliza más en ciudades o recorridos cortos, es decir cuando el escape no está lo suficientemente caliente, debe inyectársele combustible adicional y hacerlo justo antes de un catalizador de oxígeno, o por el contrario debe conectarse a un calentador eléctrico al estar sin movimiento.

Tipos de filtros de partículas diesel

Por lo general, se encuentran dos tipos de filtros DPF:

  • Filtros de partículas sin aditivo: Este es el más usado y se coloca muy cerca del motor del coche, detrás del colector de escape y junto al turbo. Como el recorrido de los gases del escape, entre el motor y el filtro es corto, esto permite que la temperatura sea lo suficientemente alta para quemar las partículas.
  • Filtros de partículas con aditivo: Estos son menos usados por los fabricantes. En este caso el filtro está más lejos del motor, de modo que para lograr las altas temperaturas que se necesitan al quemar las partículas, debe agregársele un aditivo al gasoil, el cual se activará al conectarse con las partículas dentro del filtro. Por lo tanto es importante que el depósito de aditivo esté lleno cada cierto tiempo, alrededor de 100.000 km. como promedio.

Problemas y soluciones del filtro de partículas

El problema o inconveniente que se ha presentado en los coches que usan los filtros de partículas DPF, es que si se usan a menudo en trayectos cortos o en ciudad, estos recorridos pueden repercutir negativamente en el filtro de partículas.

Lo mismo suele ocurrir si se interrumpe más de tres veces el ciclo de regeneración del filtro que dura aproximadamente unos 15 a 20 minutos, durante los cuales el motor no debe pararse y debe ir a una velocidad superior a los 70 km/h.

Si estos problemas se presentan, es muy probable que se encienda la luz de averías en el tablero de instrumentos, lo que le indicará al conductor que deben atacarse lo antes posible.

Para evitar que se te presenten estos inconvenientes es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

  • Es recomendable salir de vez en cuando a carreteras por lo menos cada 1000 kms, durante unos 30 minutos para que se pueda hacer la regeneración del filtro y alargar la vida útil del mismo.
  • Realiza el mantenimiento del filtro según las especificaciones del fabricante.

Mantenimiento del filtro de partículas

Los filtros de partículas DPF deben limpiarse regularmente, algunas personas lo hacen una vez al año, sin embargo, es recomendable hacerlo más constantemente para alargar la vida útil del filtro.

Este mantenimiento debe realizarse en talleres por profesionales, ya que ellos garantizan que el DPF funcione como nuevo. Algunos de los procesos que realizan son los siguientes:

  • Buscar las concentraciones de suciedad.
  • Lavarlo con agua a presión.
  • Colocar el DPF en el horno de control de la temperatura digital.
  • Se debe hornear o calentar la pieza a más de 1000 grados Celsius entre 6 a 8 horas aproximadamente.
  • Verificar que esté totalmente limpio y colocarlo de nuevo en el quemador.

Vídeo explicativo del filtro DPF

2 Comentarios
  1. lucho campos

    gracias por aporte de sensores y obd2

    • CodigosDTC.com

      ¡Muchas gracias por tu comentario! En CodigosDTC.com trabajamos día a día para incluir, en nuestra librería de códigos, la mayor información posible para que puedas hacer un mejor diagnóstico de tu vehículo.¡Estamos a tu orden para ayudarte a solucionar los problemas que presente tu auto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, confirmas que estás de acuerdo con nuestros Términos y condiciones, además de nuestras Políticas de privacidad.
Este sitio web utiliza las cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso Aceptar