Válvulas de admisión

POST ACTUALIZADO EN noviembre, 2022

¿Sabías que las válvulas de admisión son las encargadas de controlar la entrada de combustible? En la mecánica automotriz, para que un motor pueda funcionar correctamente, necesita de elementos que ayuden en el control de las sustancias que ingresan y salen del motor. En este post, conoce en profundidad qué son estos dispositivos y cómo funcionan.

¿Qué son las válvulas de admisión?

Válvulas de admisión

Las válvulas de admisión son una pieza de ingeniería mecánica de gran importancia, pues es la encargada de dejar pasar el combustible a las cámaras de combustión. Por lo general, pueden ser erróneamente desestimadas por su ubicación. Como no se encuentra en una parte visible, por lo general, no se toman en cuenta en el mantenimiento del vehículo, pero sin ellas es imposible que el motor funcione.

Diseño y partes de estas válvulas

Se encuentran fabricadas en materiales completamente resistentes, ya que tiene que soportar temperaturas muy altas. Por eso, su diseño consta de aleaciones de aceros especiales, consta de un cuerpo de forma alargada y en la parte superior la cabeza de la válvula. Puede decirse que una válvula de admisión es como un clavo largo con una cabeza grande.

Pueden ser planas, ubicadas en motores automotrices de rendimiento regular, convexas de aplicación en motores industriales y cóncavas propias de vehículos de competencia con una duración media. La parte larga o vástago se denomina espiga o cola de válvula. La parte superior se le conoce en algunos lugares como plato. Se  ubica en la parte superior del cilindro, en la culata, sellando esta pieza.

Cómo funcionan

La válvula de admisión es ligeramente más grande que la válvula de escape para facilitar el llenado de los cilindros. Su funcionamiento se resume de la siguiente forma:

  • Temperatura: La válvula de admisión en pleno funcionamiento alcanza temperaturas entre unos 200 y 400 grados por lo que se infiere una gran actividad alrededor de ella.
  • Ubicación estratégica: Las funciones de las válvulas parten desde su asentamiento. Las mismas están colocadas en la tapa de los cilindros y desde esta ubicación, puede ser accionada por el árbol de levas para abrirse o cerrarse.
  • Acceso de gases y líquidos: Seguidamente, la válvula de admisión permite el ingreso de estos en la cámara de combustión y en los cilindros. Los mismos acceden de una forma regulada, generando la motricidad del motor.
  • Árbol de levas y resortes: Son los que logran la apertura y cierre gracias a los comandos recibidos. Cuando el pistón sube o baja, la válvula de admisión permite el ingreso del oxígeno y el combustible, luego se cierra gracias a los resortes.
  • Regula la temperatura: Parte del funcionamiento consiste en disipar la temperatura a través del contacto del vástago con el aire que ingresa a la cámara de combustión.

En los vehículos carburados, el proceso de ingreso de la mezcla de combustible y aire se realiza a través de esta válvula. Sin embargo, en los coches de inyección, del combustible se encarga el inyector.

Tipos de válvulas de admisión

Como el desempeño de las válvulas se hace a altas temperaturas, es necesario un equilibrio térmico. Mucho se logra a partir de su forma, por lo que pueden variar de acuerdo al motor, según el diseño. Otra clasificación más común es:

  • Válvulas mono metálicas: Fabricadas de manera racional por un proceso de extrusión en caliente con un solo material. Se destacan por su capacidad de desplazamiento.
  • Válvulas bimetálicas: Son aquellas que posibilitan la mezcla de materiales, tanto para el vástago como para la cabeza, garantizando resistencia a las altas temperaturas. Debe tener propiedades deslizantes.
  • Válvulas huecas: Diseñadas para transportar calor desde la cabeza y el vástago de la misma, reduciendo hasta en un 60% la temperatura.

Importancia de las válvulas de admisión

La presencia de forma adecuada de las válvulas de admisión, tienen como resultado una optimización del sistema de admisión y como consecuencia del motor. Detalles de arranque, potencia y cuidado del motor, parten de que la válvula de admisión no posea desgaste y que esté haciendo su función.

Como en todo mecanismo, las válvulas de admisión regulan el acceso de la mezcla de combustible y aire. Complementa a un sistema complejo que ayuda a mantener la compresión, la potencia y rendimiento del vehículo. Un estropeo de las mismas puede llevar al motor a perder fuerza, incrementar el consumo de combustible y presentar fallas en la sincronización de las funciones. Todo ello, puede llevar a una avería importante.

Para verificar que se encuentran en perfecto estado es necesario emplear equipos de medición especializados. Por ejemplo,  el Vacuometro y los medidores de compresión indican fallas en estos elementos. Aunque existen los métodos de verificación empíricos, no son los más recomendables.

En conclusión, las válvulas de admisión son elementos indispensables para el correcto funcionamiento del motor. Tal como su nombre lo indica, tienen la función de admitir la mezcla de aire y combustible para garantizar una correcta combustión.

Tabla de contenidos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso. Más información