Filtro de combustible

POST ACTUALIZADO EN enero, 2023

Indistintamente del tipo de combustible que use un vehículo, gasolina o diésel, todos necesitan un filtro. Gracias a ello, es posible disfrutar de un líquido sin agentes contaminantes que puedan entorpecer el funcionamiento de los motores. En este post, apunta aspectos de interés del filtro de combustible y descubre los beneficios que aporta su correcta instalación.

¿Qué es el filtro de combustible?

Filtro de combustible

Para quienes no conocen del tema, el filtro de combustible es un sistema de filtrado que retiene las impurezas del material carburante impidiendo que lleguen al motor, en el caso de los que funcionan a gasolina. Aquellos que trabajan con diésel, emplean este filtro para evitar el paso de la humedad e impedir la corrosión de los elementos metálicos del motor. No caben dudas, el propósito principal es garantizar el buen funcionamiento.

Partes del filtro de combustible

Todos los filtros de combustible cuentan con un sistema de circulación que posee distintos elementos para garantizar la purificación del líquido. Por ello, además de un sistema de entrada, purificación y salida, es posible observar:

  • Una carcasa resistente que forma el cuerpo externo del filtro que soporta la presión que produce el proceso de depurado. Puede ser de aluminio, plástico o acero.
  • Tapa del filtro que impide los derrames.
  • Borde soldado en la parte interior que ayuda a mantener todos los componentes en su lugar.
  • Anillo sellador que brinda soporte.
  • Material filtrante hechos a base de celulosa, fibras sintéticas y resinas. Puede estar en forma de estrella o espiral e impide que los contaminantes pasen a la parte interna del motor.

Por su parte, el filtro de combustible para diésel cuenta con una parte donde se almacena el agua resultante de la humedad retenida. Todas las partes se integran de forma exacta para garantizar excelente rendimiento.

Tipos de filtros de combustible más usados

En el mercado se pueden encontrar variedad de filtro de combustible dentro de las cuales se pueden establecer:

Según el sistema de filtrado

Según el grosor de las partículas que retienen y el grosor del material filtrante se pueden encontrar:

  • Filtros primarios: Son aquellos que impiden el paso de partículas mayores a 2 micras.
  • Secundarios: Filtran partículas menores a 2 micras.
  • Combinados: Son filtros que poseen elementos filtrantes combinados, es decir, primarios y secundarios.

Por lo general, los filtros más usados son los combinados, pues posee una mejor eficacia.

Separación del elemento filtrante

En este tipo de clasificación se pueden integrar aquellos filtros cuyo elemento de tamizado o cribado se separa de la carcasa o el armazón. En estos casos se habla de:

  • Filtros Blindados: Son aquellos que no se pueden separar de la estructura, por lo que para realizar el cambio, es indispensable retirarlo totalmente.
  • De tipo cartucho: Hace referencia a aquellos cuyo elemento de filtración puede retirarse o separarse de la estructura para sustituirlo por uno nuevo. En estos, no es necesaria la extracción total del filtro.

En cualquiera de los dos seleccionados, puedes conseguir un filtrado primario, secundario y combinado.

Filtros Diésel

Debido a que los residuos generados por los motores diésel son superiores a los de gasolina, este sistema de purificación puede resultar ser más complejo. Además de contar con un proceso de separación de impurezas, este dispone de un elemento que facilita el filtrado de agua. Por lo general, el material filtrante cuenta con resina que otorga mayor durabilidad.

¿Cómo funciona este sistema de filtrado?

El filtro de combustible es un elemento indispensable del sistema de inyección o carburación que evita el paso de las impurezas al motor. Este se encuentra cerca del motor y viene con las indicaciones necesarias para ser colocado correctamente. Una vez instalado, este recibe el combustible desde el depósito y lo direcciona hacia el sistema de filtrado.

Este a su vez, se encarga de retener las partículas y expulsar por la otra boquilla el combustible limpio para que realice su función en el motor. En motores diésel también filtra la humedad y regula el paso de combustible para un máximo rendimiento del elemento carburante.

Cuándo se hace el recambio del filtro de combustible

En caso de no cambiar el filtro de combustible, este puede llegar al extremo de taparse y generar problemas de funcionamiento al vehículo. Por tal razón, los fabricantes recomiendan que se realice entre los 20,000 hasta los 60,000 km de recorrido. Sin embargo, se debe inspeccionar una vez al año para asegurarse de que está desempeñándose correctamente.

Por otra parte, los vehículos con motores diésel se les recomiendan un cambio de filtro de combustible a los 5,000 km de recorrido.  Algunas marcas cuentan con elementos filtrantes que se pueden reemplazar, por lo que el filtro en general puede mantenerse hasta por 20,000 km.

En conclusión, el filtro de combustible juega un papel de gran importancia en la vida útil de un vehículo. Elimina las impurezas incluyendo la humedad de la gasolina o diésel, proporcionando una mayor vida útil a tu motor. Asegúrate de usar el correcto para evitar daños y fallas.

Tabla de contenidos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies de navegación para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas aquí, aceptas su uso. Más información